Entre tanto bombardeo de noticias, tutoriales y videollamadas, encontré un gif que mostraba cómo hacerse una mascarilla con un calcetín..sí, con un calcetín!  Me re encantó la idea y pues bueno, aquí les muestro el paso a paso. Es demasiado demasiado fácil, yo pensaba que iba a malograr más de un calcetín en el intento pero no, me salió bien a la primera. Recuerden que hay que hacer la prueba de soplar algo con la mascarilla puesta (por ejemplo, prender un encendedor delante de tu cara y sopla), si puedes apagarlo, necesitas protección extra. Puedes ponerte otra mascarilla debajo, de esas típicas blancas desechables, o una toalla nova doblada, etc… Ahí investiguen ustedes y hagan la prueba también.  Ahora les digo cómo lo hice. ¿Los materiales? Un calcetín y una tijera. ¡Y listo!

(Visited 154 times, 1 visits today)

Paso 1: Toma un calcetín y córtalo por debajo del talón

Tal como les dije antes, solo necesitan un calcetíin y una tijera. Corta el calcetín un poco más abajo del talón.

Paso 2: Más o menos así debería quedar

En la segunda foto les muestro cómo queda el calcetín con el primer corte. Perdón, la mascarilla!

Paso 3: Ahora a hacer las tiras de ajuste

Ahora tienes que hacer los agujeros laterales que permitirán que puedas sujetar tu calcetín-mascarilla detrás de las orejas. Es re simple también: dobla por la mitad (a lo largo) el calcetín y hazle un pequeño corte como en la foto, uno en cada extremo. Ahora ya la puedes ajustar detrás de tus orejas! Es importante que este corte sea pequeño y que luego te pruebes la mascarilla. Si necesitas cortar más no hay problema, pero si el corte es muy largo ya no hay vuelta atrás. Pero como les conté, a mí me salió a la primera por lo que no veo problema alguno en que así sea para todos. Bueno, eso era todo. Lo mejor es que tengo hartos calcetines huachos -por lo que puedo hacerme varias mascarillas- en ese extraño fenómeno que ocurre cuando pones a lavar tus calcetines y al secarlos, te das cuenta que uno quedó sin su par. O me van a decir que eso no les pasa?, jajajaja! Misterios de la vida, definitivamente.