Este juego de mesa consiste en hacer un recorrido con una o más bolitas por los pasillos desde un punto de partida para llegar a un final, evitando que ésta o éstas caigan por los agujeros. Para que las bolitas corran hacia donde queremos, hay que ir inclinando la base. Acá verás cómo hacer un laberinto de recorrido básico, pero podrás hacer algunos más complejos para aumentar la dificultad.

Materiales
– Caja de cartón corrugado
– Cola fría
– Cutter
– Lápiz
– Rotuladores de color
– Regla metálica
– Bolitas

(Visited 57 times, 1 visits today)

Paso 1: Base

Corta los trozos que se indican y en las cantidades que se muestran en la imagen. Ahora, pega las piezas con sus pares y deja secar. Luego pega a la base (rectángulo de 40x33 cm) sólo 3 laterales.

Paso 2: Puerta para bolitas

Al cuarto lateral que nos falta para completar el cajón, le calaremos un cuadrado de 2x2 cm. Pega a la base y deja secar. Esto nos permitirá rescatar las bolitas cuando caigan a este nivel.

Paso 3: Soporte para el nivel superior

Haz los 4 rectángulos con las medidas que se indican y pégalos como se ve en la imagen. Cuida de no tapar el calado que hicimos en una de los laterales. Estos servirán como soporte para el nivel superior del juego.

Paso 4: Plano y confección del laberinto

En un cuadrado de cartón de 40x33 cm, dibuja los trazos donde irán las paredes del laberinto y los agujeros que servirán de trampas. Corta los círculos, pega las paredes y deja secar. Escribe cual será tu partida y tu llegada. Listo, a jugar!!!