La preocupación y cuidado por el planeta y el medioambiente se hace cada vez más urgente y necesaria. Si queremos que la casa de todos -la tierra- sea un lugar habitable y amable con todos, los que estamos y los que estarán, tenemos que poner en ejecución un estilo de vida que sea compatible con ese fin. Por eso, aquí les cuento cómo ayudar en 3 simples pasos. ¡Haz el cambio ahora ya y conviértete en un fanático de nuestra casa!

(Visited 40 times, 1 visits today)

Paso 1: REDUCE

Significa deshacernos de cosas que podemos reemplazar por otras, o de eliminar ciertos hábitos que contaminan. Por ejemplo, anda siempre con una bolsa reutilizable para colocar allí las cosas que compres y evitar el uso de bolsas plásticas, que aunque están en retirada, de igual forma se pueden ver en muchos lugares. Otro ejemplo más: desenchufa todo lo que no esté en uso y no dejes corriendo el agua más de lo necesario.

Paso 2: REUTILIZA

Ejemplo para esto hay miles. ¿Cuando imprimes algo, lo haces solo por una cara? Comienza entonces a hacerlo por ambas. ¿Botas las botellas plásticas de jugos o bebidas? conviértelas en maceteros o en ladrillos ecológicos. ¿Un jeans roto o gastado del cual te quieres librar? Transfórmlo en una bolsa o en shorts.

Paso 3: RECICLA

Separa tu basura dividiéndola entre material orgánico y reciclable. El orgánico puedes usarlo para hacer compost, mientras que el reciclable debe tener cierto tratamiento antes de que lo dejes en su contenedor. Tienes que separar por materialidad (plástico, metal, vidrio y papel), lavar o enjuagar según sea el caso y remover lo que sea necesario (tapas, etiquetas, clips, scotch, etc). Luego, depositar tu basura reciclable en el lugar destinado para ello.