Reparar o instalar una tubería es algo muy simple. Siendo cuidadoso con el uso del soplete y siguiendo estos tres pasos, podrás realizar todos los arreglos que necesites. Te recomiendo hacer pruebas antes para que esa experiencia te muestre los tiempos que debes respetar.

Necesitas:
– Soplete.
– Pasta para soldar.
– Soldadura.
– Cortador de tubos o sierra para metales.
– lima.
– Lija.
– Guantes y lentes de seguridad.

(Visited 112 times, 2 visits today)

Paso 1: Corte

Al preparar el corte de la tubería, se debe considerar que ésta y la pieza que se vaya a soldar, calcen perfectamente en diámetro y profundidad. Una vez hecho el corte, se debe eliminar los excedentes y dejar parejo el borde con una lima.

Paso 2: Preparar las uniones

Con lija se deben limpiar tanto el sector exterior de la tubería como el interior de la pieza con la que se unirá, para luego aplicarles una capa de pasta para soldar.

Paso 3: Soldar

Ensamblar la tubería y la pieza a unir. Con el soplete se debe aplicar calor en el área que soldaremos y cuando la soldadura se derrita, se la aplicamos en todo el borde de la pieza (no se debe aplicar en exceso). Ésta se escurrirá, gracias a la pasta de soldar y el calor, por todo el interior de la unión. Dejamos enfriar.

Paso 4: Desoldar

Si cometimos algún error en la unión o tenemos que reemplazar una pieza que ya estaba unida, aplicamos suficiente calor en el área ensamblada hasta que la soldadura se derrita y listo. Ahora aplicamos los pasos 2 y 3, con la única diferencia que en el paso 2 tendremos que lijar muy bien para eliminar la soldadura antigua.