Hay que puro aprovechar la cuarentena para cuidarnos, por dentro y por fuera. Hace poco me hice un tratamiento de alisado y por lo mismo, debo cuidarlo y protegerlo más que nunca. Y para eso, qué mejor que un clásico como el aceite de coco!  Y no hablo de los que se pusieron de moda hace un tiempo, hablo de ese clásico de los años 80 que se vende en los super, en un envase amarillo con tapa café.  Una vez al mes, quizás dos, de este tratamiento para tu pelo y este aceite lo mantendrá sano y brillante. Te muestro cómo me lo aplico yo.

(Visited 122 times, 1 visits today)

Paso 1: Echa un poco de aceite en tu mano

Con el pelo seco, échate un poco de aceite en la mano.

Paso 2: Aplícalo en puntas

Como es un aceite y es más pesado, y sobretodo si tienes el pelo graso, aplícate el aceite desde la mitad de tu pelo hasta las puntas. La idea es que evites aplicártelo en las raíces, en el cuero cabelludo.

Paso 3: Envuelve tu pelo en una gorra plástica

Yo tengo poco pelo, y fino. Y no tengo gorra de baño! Asi es que lo que hice, fue hacerme un moño, como un tomate, y lo agarré con un colet. Luego, tomé una bolsa de plástico -no tengo de esas que antes daban en supermercado, asi es que.....usé ese plástico en donde vienen los rollos de papel higiénico, jaja! todo sirve en cuarentena- y envolví mi pelo (mi tomate más bien) en ese plástico. La idea es darle un poco de calor al tratamiento, para que penetre mejor y tengas mejores resultados. Déjatelo todo lo que puedas, yo a veces me hago esto en la noche y duermo así.

Paso 4: Lavar, secar y peinar!

Después de un rato (yo me lo dejé aproximadamente una hora), lávate el pelo como de costumbre. En mi caso, luego de lavarlo y cuando ya me saco la toalla y está húmedo, me aplico un producto que se aplica en los medios y puntas y que no se enjuaga. Es para protegerlo del secador, plancha, humedad, etc. En esto no escatimo, no es un producto muy barato -se compra en las tiendas que venden productos específicos para el pelo, para las peluquerías- pero pucha que vale la pena! Y rinde harto. Bueno, me eché de ese producto en mi pelo y luego, lo sequé. ¿Ven cómo quedó de brillante? La luz no era taaan buena, pero algo se puede apreciar en las fotos. Espero que esto les sirva. Como ven, es muy simple, el aceite de coco que usé lo venden hasta en los supermercados y a un super precio. Anímense, verán cómo salen de esta cuarentena luciendo un pelo de...pelos!