Siempre pensamos que es difícil que los gatos tengan su espacio especial para dormir. Con los perros es mucho más sencillo y se adueñan de su cama al tiro, pero con los gatos a veces no. Por eso tengo unos consejos sobre cómo hacer que tu gato use su cama:
– Deja su cama en un lugar fijo.
– Si le gustan las alturas, déjala en algún soporte seguro o en algún tipo de estante o repisa.
– Cierra la puerta de tu habitación de noche, así se acostumbrará a buscar su cama.
– Felicítalo y si tienes premios, dale algunos cuando vaya solo a su cama.
– Intenta jugar con él de día para que esté cansado en al noche.
Al final, son pequeños detalles que te pueden servir. Mi gata eligió ese cojín y no lo suelta nunca <3.

(Visited 31 times, 1 visits today)