Sabemos que es difícil cuando tienes un gato, no querer otro para hacerle compañía, y después otro para hacerle compañía a los dos primeros, ¡y así! También sabemos que no siempre se llevan bien, y que puede ser un dolor de cabeza para los dueños intentar hacerlos congeniar. Por eso tengo unos consejos que quizás te puedan servir a la hora de tener más de un gatito:
1.- Cuando llegues con el nuevo gatito, no lo sueltes al tiro en la casa. Déjalo un rato dentro de su jaula de transporte para que tu primer gato lo conozca de a poco, sino puede sentir que invaden su territorio.
2.- Si se llevan bien, o sea, no hay gruñidos, rasguños ni malos tratos, puedes soltar al gatito nuevo para que se conozcan, de otra manera pasa al paso 3.
3.- Si tus gatitos no se llevaron bien, o prefieres tener más cuidado con su presentación en sociedad, te recomiendo llevar al gato nuevo a una pieza aparte donde tenga su cama, comida, agua y cajita de arena y dejarlo ahí entre 2 y 3 días. Durante esos días intercambia sus camas, la del gato nuevo y el viejo, de esta manera irán conociendo sus olores y no será un extraño al momento que salga de la pieza.
4.- No intervengas en su interacción a menos que sea muy necesario (peleas o rasguños), déjalos que se conozcan de a poco.
5.- Asegúrate de que cada uno tenga lo que necesita, su propio plato, una cama, sus juegos y así todos podrán vivir en (relativa) armonía.

(Visited 27 times, 1 visits today)