Teníamos una mesa con mucho valor sentimental pero muy estropeada por el paso de los años. Arañazos y pérdida del color eran predominantes.
Con varias manos de pintura chalkpaint o a la tiza, ha quedado como nueva e integrada en la decoración.
Primero limpiamos bien y seguidamente sin necesidad de preparar o lijar la pieza, pintamos. Esta pintura es ideal para todo tipo de superficies, se seca muy rápido y no quedan marcas de la brocha. Eso sí, cuidado entre capas, dejad el tiempo de secado recomendado.

Yo tuve un ayudante muy particular que esta de vacaciones… je je

Elegí un color gris rústico mate y la verdad es que me encanta el resultado. Ha cambiado por completo.
Espero que os guste tanto como a mi.

(Visited 67 times, 1 visits today)