Estaba viendo la forma de limpiar la parrilla más fácil que con los típicos cepillos o la clásica cebolla o limón y encontré estos pasos. Son bastante simples.

(Visited 49 times, 1 visits today)

Paso 1: Prende la parrilla y pon un papel de aluminio encima

La idea de este paso es almacenar y contener el calor de la parrilla para que afecte directamente la rejilla. Con esto, logramos quemar y transformar en ceniza cualquier residuo que exista.

Paso 2: Retira ceniza con el papel de aluminio

Arruga el papel de aluminio y úsalo para limpiar los restos de ceniza, desplazando el papel arrugado en el sentido de las rejillas.

Paso 3: Limpieza adicional clásica

Una vez que hayas retirado todo, puedes volver a usar la clásica cebolla o limón para terminar de retirar la ceniza. Incluso puedes probar con algún paño. Te recomiendo usar también aceite de oliva ya sea con el limón o la cebolla para lubricar la rejilla, sobre todo una vez que has terminado de hacer el asado y vas a guardar. El aceite ayuda a proteger de la humedad.