Aprende la técnica para hacer un injerto de cactus para combinar diferentes variedades en una sola planta.
A mi me encanta hacerlo porque además de bonitos y exóticos estéticamente, los injertos tienen la utilidad de servir para reproducir cactus difíciles de cultivar.

(Visited 44 times, 1 visits today)

Paso 1: Escoge el cactus que hará de pie o soporte

Ten en cuenta el género y el tamaño, ya que además del parentesco entre ambas plantas, debes procurar que el pie tenga una sección transversal de mayor diámetro que el cactus a injertar. Además, no debe ser ni muy viejo ni muy joven. Los que mejor funcionan como pie son: Echinopsis multiplex, Myrtillocactus geometrizans, Hylocereus undatus, Opuntias y Pereskiopsis.

Paso 2: Limpia el tip-top

Preocúpate de limpiar con alcohol para estilizar el tip-top y así no dañar al cactus con posibles hongos o bacterias.

Paso 3: Realiza un corte al cactus de base y al que se injertará

Haz un corte horizontal y limpio por la base superior del cactus base. Es necesario que procures que no haya irregularidades en el corte para facilitar el injerto. Luego corta el cactus que vas a injertar, de manera pareja con el tip-top también desinfectado.

Paso 4: Presiona ambas partes

Apoya este cactus cortado en el pie, sobre los haces vasculares (que son los que transportan la savia que alimentará el injerto). Haz una leve presión y sujeta el injerto con un cordón que los mantenga unidos hasta que se adhieran por completo.