Los niños de vacaciones…. Y en la casa. ¿Qué hacemos con ellos? Esto es lo que muchos padres y madres se están preguntando ahora mismo. Y como yo soy un tanto enemiga que los chic@s pasen gran parte de su día viendo tele, en el celular o jugando videojuegos, dejo aquí algunas ideas “old school” para mantenerlos entretenidos. Algunas de estas actividades pueden hacerlas solos, otras necesitarán la presencia y supervisión de un adulto. ¡En todo caso, recordemos la importancia de pasar tiempo en familia! Te aseguras tener niños felices y seguros.

(Visited 63 times, 1 visits today)

Paso 1: Acampar

Si tienes espacio en el patio de tu casa, pues instala ahí la carpa. Elementos esenciales, aparte de ella, serían el saco de dormir, linterna y una colchoneta. Mejor aún si pueden asar malvaviscos en una pequeña fogata o cocinilla. Refrescos, snacks y juegos para divertirse antes de dormir también son un must.

Paso 2: Salir de paseo en bici

Es una clásica actividad que se transmite de padre/madre a hijo/a. Además, uno hace deporte, aprende a mirar las cosas desde otro punto de vista y puede aprovechar de conversar mientras tanto. Puro win win!

Paso 3: Cantar karaoke

No es tan solo una actividad muy entretenida. Aunque no lo creas, tiene múltiples beneficios para los niños, como mejorar su autoestima, despertar el interés por la lectura, desarrollar el sentido del ritmo y el interés de los peques por la música, ejercita los músculos de la garganta, entre varios otros. ¡A cantar se ha dicho!

Paso 4: Leerle cuentos

En tiempos en donde la lectura es cada vez más escasa, leer cuentos con los niños es un bien muy preciado. Estimula su imaginación, les crea el hábito de leer, desarrolla la memoria y la atención, mejora la ortografía… y quedo corta con los beneficios.

Paso 5: Jugar con ellos

Ayuda a fortalecer los lazos familiares, promueve habilidades sociales, potencia la creatividad y tiene beneficios físicos. Para esto último, algunas ideas de juegos típicos son la escondida, el pillarse, saltar la cuerda, a la pelota, etc.

Paso 6: Pintar y dibujar

Otra actividad más para fomentar el desarrollo de la creatividad e imaginación. Mejora habilidades motoras, desarrolla el pensamiento abstracto y la inteligencia emocional, estimula la comunicación y aumenta la capacidad de concentración, entre otros beneficios.

Paso 7: Cocinar

Esto es una experiencia práctica de muchas capacidades fundamentales como la lectura, seguir direcciones y medición. La cocina ayudará a tu pequeñ@ a desarrollar sus capacidades de motricidad fina, coordinación visomotora e incluso, a desarrollar conceptos tempranos de matemáticas y ciencia. Puedes aprovechar de enseñarles un poco de geografía y de historia, dependiendo del origen del plato que cocinen, ampliarles su vocabulario (picar, reservar, baño maría, etc) y a abrir su mente para que exploren nuevos sabores, texturas y combinaciones.