Siempre me ha costado mucho cuidar adecuadamente de mis plantas durante la estaciones de otoño e invierno, se me han muerto muchas plantas, el frío afecta sus raíces y hojas, ellas entran en un estado de hibernación, por lo que se vuelven muy vulnerables a los cambios de temperatura y humedad.
Es importante saber que las especies en macetero sufren más el frío que las plantadas en el suelo, por eso es necesario tomar medidas de precaución si es que quieres que tus plantas sigan vivas y lindas cómo siempre, acá les dejo varias ideas…

(Visited 142 times, 1 visits today)

Paso 1: Comiencen fijándose en los siguientes conceptos...

Exteriores: Si tus plantas se encuentran en el exterior debes protegerlas de elementos como la nieve. Para ello se recomienda colocarlas cerca de una pared o entre algunos arbustos que puedan cubrirla y darle calor.
Cuando comienzan los primeros fríos, se recomienda cubrir plantas y flores con una telas protectoras o lonas de plástico. Se debe tener especial cuidado con las especies más delicadas y frágiles Utilizar una lona de protección hivernal protegerá tus plantas e incluso los árboles más sensibles (como los frutales) de unas cuantas noches especialmente frías y sobretodo de las heladas. Es mejor quitar la lona durante el día para que las plantas reciban aire y luz.

 

Interiores: Al tener plantas dentro de tu casa debes colocar recipientes con agua para contrarrestar la sequedad ambiental y ayudar a mantener la humedad, colócalas, cerca de puntos de luz, pero no pegadas a las ventanas. Si las mantienes agrupadas se nutrirán de la transpiración que desprendan las otras.

 

Luz: Si tus plantas se encuentran en interiores, debes colocarlas junto a la ventana para que reciban la mayor cantidad de luz. Recuerda que durante el invierno las noches son más largas, por lo que las plantas tienen menos oportunidad de recibir este elemento.

Paso 2: Tomen en cuenta...

Riego: Dados que las plantas se encuentran hibernando no necesitan mucha agua. Si la riegan igual que en temporada de calor terminarán matándo todas sus plantas. Riega con agua templada, el agua a temperatura ambiente puede estar muy fría, demasiado para las raíces de algunas plantas (como las que tenemos en el interior del hogar). Por ello, como tips es mejor que esté tibia.
También debes controlar la humedad de la tierra : debemos introducir un palo delgado de madera en diferentes puntos alrededor de la planta para ver cuánta tierra o sustrato se ha adherido a él. En el caso de que salga prácticamente limpio, significará que está seca y que, por lo tanto se debe regar.

 

Macetas: Para las plantas de interior les doy una idea de ponder algunos trozos de madera entre el plato y el macetero para lograr una mayor aireación y evitar la pudricion de la raíz. Para que las plantas que se encuentran en macetas pero afuera de nuestra casa es importante que estén alejadas del piso cuando las temperaturas empiecen a descender. Te recomendamos colocar las macetas sobre un plástico un diario o una tabla.

 

Calor: No importa el frío que haga, evita poner tus plantas cerca de estufas o calentadores. El exceso de calor y la sequedad que producen estos artefactos puede dañarlas gravemente.

 

Raíces: Para evitar que las raíces de tus plantas se congelen debes protegerlas con corteza de paja o pino. Lo recomendable es colocar una capa de estos elementos de no más de cuatro centímetros de grosor. Lo que más se recomienda es aplicar turba en forma de acolchado.

Paso 3: Terminen pensando en...

Plantar y sembrar: Durante el invierno se pueden plantar arbustos de hoja caducas y árboles, Durante el otoño y hasta el invierno se pueden cultivar hortalizas y florales como los alhelíes o pensamientos.. Estas últimas culminarán su crecimiento en primavera.

 

Nutrientes: Si quieres fortalecer a tus plantas para ayudarlas a sobrevivir el invierno, te recomendamos que utilices fertilizantes ricos en potasio, éstos facilitarán su crecimiento cuándo llegue la primavera.

 

Poda: en climas fríos se debe aplazar hasta finales de invierno, para evitar que se dañen tejidos recién saneados y sin cicatrizar. Con el césped tendremos especial cuidado, cortándolo menos de lo habitual, para que tenga una mayor protección.

 

Plagas de invierno: En esta época no hay una gran proliferación de plagas, pero es muy típico encontrarnos con problemas de extrema humedad o pudrición en nuestro jardín, lo que termina en una propagación de hongos, que pueden aparecer a causa de un exceso de riego o en aquellas zonas donde las lluvias son abundantes. Un buen fungicida es la solución, pero siempre es mejor evitarlo manteniendo tus plantas con una buena aireación y, por supuesto regando con moderación.

Paso 4: Algunas plantas que resisten mejor la temporada invernal y que además llenarán de color tu jardín

El Jazmín sus flores llegan al otoño y aveces se mantiene durante el invierno, el clavel da flores durante todo el año, el rododendro aunque su floración suele tener lugar entre primavera y verano, se les puede forzar para florecer en pleno invierno, el Narciso que además florece en invierno, la Lavanda, el Laurel de flor, conserva su flor hasta la llegada del otoño, la Aspidistra que se mantiene siempre verde, el típico Rosal y el Crisantemo que florece durante el otoño y principio de invierno son plantas que resisten temperaturas de hasta bajo cero, también están los Pensamientos esta bella flor abarca los meses otoñales pero continúa hasta bien entrada la primavera.

Los árboles de hoja caduca funcionarán bien ya que estos ingresan en un estado de reposo durante esta estación. un claro ejemplo es el Liquidambar, un Arce Japonés y un Duraznero que pierden sus hojas en invierno, lo que los hace ideales para el frío.