Ideal para tener un mini-huerto dentro de la casa/cocina, sin tener que preocuparte del riego.
Necesitarás
– Botella plástica con tapa, reciclada.
– Cortador para plástico.
– Marcador.
– Regla.
– Cuerda o trozos de tela de algodón.
Para comenzar, limpiar la botella de cualquier residuo, medir el alto de la botella y marcar la mitad, cortar (en este caso utilicé un cuchillo, el cual calenté con fuego de la cocina, así el plástico se va derritiendo y quedan los bordes lisos), quitar la tapa y realizar perforaciones en ella, para luego colocar las tiras hechas con trozos de tela de algodón. Una vez listo, colocar la tapa con los trozos de tela a la botella, llenar con tierra y con la planta; para luego agregar agua a la base de la botella cortada y colocar sobre ella nuestra planta con los trozos de tela en contacto con el agua.

(Visited 70 times, 1 visits today)