A veces nos encontramos con este pequeño dilema….digo pequeño, porque no es nada importante. Que no se tome a mal! Las plantas claro que son importantes, a lo que me refiero es que el trasplantarlas no es algo complicado. Te cuento cómo!

1.- Saca el cepellón del macetero con cuidado.
2.- Coloca en el fondo del nuevo macetero el nuevo sustrato que vas a usar.
3.- Ahora, tienes que poner el cepellón en el centro de tu nuevo macetero.
4.- -Rellena los bordes vacíos que quedaron en tu macetero nuevo con turba o compost. No lo hagas con tierra de jardín.
5.- Ojo que esto es súper importante: ya listo tu trasplante, tienes que regar hasta que se humedezca por completo la tierra, para que tu plantita pueda crecer fuerte y sana. Eso sí, NO LA AHOGUES! De lo contrario, obtendrás el efecto contrario: la ahogarás.
6.- También es importante que los primeros días tengas tu planta en un lugar iluminado, pero sin exposición directa al sol o a altas temperaturas -algo un tanto difícil en la zona central de nuestro país por estos días, lo sé- ya que esto podría dañar tu planta gravemente.

Ahora, con cuidado y mucho amor, a trasplantar!

(Visited 45 times, 1 visits today)