¿Niños en casa, aburridos, sin saber qué hacer? Pues es el momento de ponerlos a hacer manualidades y descubrir todas las cosas entretenidas y mágicas que se pueden hacer con nuestras manos. Estoy segura que se van a divertir, además de trabajar la creatividad y la imaginación. Les dejo este proyecto, en donde además de pasar un buen rato, les va a servir para aprender a leer la hora y a relacionar el pasar el tiempo con el movimiento de la tierra y el sol.

Tomen nota de lo que se necesita:

• Plato desechable de cartón o plástico
• Pintura del color que se quiera
• Un lápiz
• Pegamento líquido
• Tijeras
• Pincel
• El reloj impreso

(Visited 87 times, 1 visits today)

Paso 1: Pinta tu reloj

Pintando plato
Pinta el plato desechable y todos los bordes (de la parte de abajo) con ayuda del pincel y la pintura que hayas escogido. No tienes que pintar el centro, porque quedará tapado con el reloj.

Paso 2: Recorta, pega y haz un hoyo

Reloj en plato plástico
Descarga la plantilla de reloj que elegiste, imprímela y recórtala. Luego, pon un poco de pegamento y pégala sobre tu plato. Con las tijeras, haz un hueco en el centro del papel y del plato de cartón.

Paso 3: Pega el lápiz

Plato plástico reloj
Plato plástico con lápiz
Pon pegamento en el hueco que acabas de hacer. Mete el lápiz en el hueco con pegamento hasta que quede parado. ¡Ya estamos! Tu reloj solar ya está listo. Ahora es el turno de los papás o los mayores explicarles a los niños que, dependiendo de la posición del sol durante el día, la sombra nos dirá qué hora es. ¡Que lo pasen bien todos!