Entre mis cajas y cajas de materiales, tengo una llena de retazos de tela. Pensando – y obviamente buscando en Pinterest- qué hacer, decidí armar una guirnalda para una pared de mi terraza que está muy abandonada. La irregularidad e imperfección de los cortes, y los nudos al azar, hacen que este proyecto sea fácil, rápido y entretenido de hacer. Abajo va el paso a paso súper bien detallado, ideal para hacer el fin de semana.

Los materiales son:
– Pedazos de Tela
– Cintas
– Tijeras
– Regla
– Cordón o pitilla

1. Primero definí que los cortes iban a medir entre 6 y 8 cms. de ancho y entre 50 y 60 cms. de largo. Marque y corté los trazos en la tela según estas medidas. No son cortes perfectos, pero cierta simetría tienen que tener.
2. Se anudan uno a uno, tratando que la impresión de la tela quede para adelante. Yo partí del medio del cordón para ir distribuyendo mejor los patrones.
3. Cuando terminé de anudar todas las telas, corté cintas del mismo largo y las puse entre medio al azar. La idea era darle brillo y otra textura a la guirnalda
4. Ahora a colgarla, una vez en la pared, les recomiendo ordenar las telas y las cintas, para que caigan parejas y la parte de color esté para adelante.
5. Lista la guirnalda! Este proyecto simple y fácil, puede alegrar cualquier ambiente de la casa, terraza o un cumpleaños.

(Visited 140 times, 1 visits today)