¿Cómo hacer jabones caseros?

Publicado en Febrero 21, 2020 por Valeria Ramos

Por si no lo sabías, botar el aceite usado en las cañerías o WC es una de las cosas más perjudiciales para el medioambiente que puedes hacer dentro de tu casa. Puedes terminar tapando las tuberías y alcantarillado, pero el daño más grave es el que se le provoca a los ríos, ya que si el aceite llega hasta ellos, es tremendamente perjudicial para los seres vivos, porque forma una capa en la superficie del agua que impide el intercambio de oxígeno.

Te imaginas ahora el daño que hace? Pero si crees que el aceite que usas es muy poco como para llegar a provocar esta catástrofe, déjame decirte que lamentablemente estás equivocado: un litro de aceite puede contaminar miles de litros de agua.

Entonces, qué hacemos con el aceite usado? Tengo que agregar además que se aconseja no usar el aceite para freír más de 2 veces, porque tras esto se vuelve peligroso y puede afectar nuestra salud.

Y…. qué se puede hacer con el aceite usado? Si decides botarlo, entonces espera a que se enfríe, guárdalo en botellas y bótalo en la basura (bien cerrado). Si quieres ser más verde, entonces recíclalo. Averigua en qué puntos limpios lo puedes dejar o quiénes pueden retirarlo desde tu casa.

La otra alternativa es reutilizarlo, y eso es lo que quiero enseñarte: a hacer jabones con aceite usado. Qué mejor?! Ahora, menos bla bla y al grano:

Ingredientes:
• 1 kilo de aceite usado
• 345 gramos de agua destilada
• 135 gramos de soda cáustica
• Moldes de jabón
• *Pigmentos y aceites aromáticos

1. Lo primero que tienes que hacer es colar el aceite usado para eliminar cualquier impureza que pueda tener. Cuando lo cueles y esté todo limpio, resérvalo.
2. Toma un recipiente de acero inoxidable y échale el agua destilada. Luego, ve incorporando la soda cáustica lentamente. Lo que esto provocará es una reacción química que va a libera vapores que son irritantes, por eso es importante que todo esto lo hagas en un lugar despejado y evites respirar directamente sobre el recipiente.
*Esta mezcla es conocida como lejía cáustica, y puede llegar a alcanzar una temperatura de 80 grados aprox.
3. Para diluir completamente la soda cáustica en el agua, ve revolviéndola con un palo de madera o de acero inoxidable. Cuando ya esté disuelta, déjala reposar hasta que se enfríe.
4. Con el aceite en otro recipiente de acero inoxidable y a la misma temperatura que la lejía cáustica, ve vertiendo la lejía cáustica despacio sobre el aceite. Luego, revuelve con el palo de madera o de acero inoxidable, ojalá con la ayuda de alguien más.
*Es importante revolver la mezcla constantemente y siempre en el mismo sentido para evitar que se corte.
5. Cuando se hayan mezclado todos los ingredientes, sigue revolviendo hasta que se convierta en una mezcla perfectamente homogénea. Si quieres agregarle pigmentos para darle color y aceites aromáticos para darle propiedades saludables y aromáticas, ahora es cuándo.
6. Por último, vierte la mezcla en los moldes de jabón correspondientes para dejarlo enfriar. Cúbrelos con un paño para que no pierdan temperatura muy rápido, así la mezcla no se corta.
7. Los moldes puedes desmoldarlos después de 48 horas. En todo caso, se recomienda dejar endurecer el jabón por lo menos durante un mes. Después del mes, puedes usarlo como cualquier otro jabón.

 

YA ESTÁ! AHORA TIENES TUS JABONES, LINDOS, ECOLÓGICOS Y LO MEJOR, HECHOS POR TUS PROPIAS MANOS!

(Visited 15 times, 1 visits today)