Los amantes del bricolaje y de la decoración DIY saben muy bien que… ¡aquí no se bota nada! Y es que cualquier objeto o material que en principio botaríamos a la basura, se puede reconvertir en un mueble o accesorio decorativo que nos sea útil si utilizamos un poco la imaginación.

Hoy vamos a hablar de algo bastante más grande: las puertas. Sí, has leído bien, cualquier tipo de puerta que ante una remodelación seguramente botarías junto con el resto de escombros, pero que después de ver estas ideas no dudarás en reconvertirla en algo más útil.

Puertas como respaldos de cama

Las puertas comunes son geniales para reutilizarse como respaldos de cama. Claro que, para darle ese toque rústico vintage que tanto nos gusta, es mejor si podemos conseguir puertas de madera que no sean completamente lisas y que podamos pintar o envejecer para darle un poco más de encanto.

Esta idea no necesariamente tiene que ser para dormitorios vintage; una puerta vieja como respaldo de cama puede quedar genial en otros estilos como, por ejemplo, el industrial más masculino, porque no solo depende de la madera de la puerta, sino también del color y del conjunto del dormitorio.

Puertas como escritorios

Para lo que sí que nos vienen muy bien las puertas que son lisas es para transformarlas en escritorios. ¿Quién, en algún momento de su vida, no se ha armado un escritorio con un tablero de madera? Pues esto es lo mismo pero reciclando una puerta, con la ventaja de que no se va a doblar, cosa que algunos tablero de madera no pueden evitar con el paso del tiempo.

Puertas como mesas

Otra de las utilidades que le podemos dar a una puerta vieja es convertirla en una mesa para la cocina, el comedor o incluso la terraza. Para los que busquen la opción más fácil y rápida, solo tienen que pintarla y colocarla sobre dos caballetes. Para los que sean más hábiles con las manualidades y le quieran dar su toque personal, pueden construir una estructura a medida ¡e incluso hacerla colgante para decorar el jardín con aires bohemios!

El encanto de las viejas persianas exteriores

Esas puertas de madera viejas, conocidas como persianas exteriores y que tanto se usaban antes, son perfectas para reciclar de muchas maneras. ¿Te las imaginas como revistero, como escurridor de platos o como respaldo de una silla? ¿Y como motivo para decorar una pared?

Decorados bohemios

Si tienes un living grande que lucir o incluso un local decorado con aires rústicos o vintage, te van a encantar estas ideas. Eso sí, de partida ya sería una suerte que tengas o puedas conseguir una puerta vieja de estas características, puesto que son reliquias que se cotizan caras en los mercados de antigüedades y de cosas usadas.

Colgadores y muebles para el recibidor

¿Te hace falta un mueble para el pasillo de la entrada de la casa? Pues es tan fácil como poner una puerta vieja en la pared y clavarle una repisa de madera en el centro para dejar las llaves. Igual de fácil es hacer un colgador a partir de una puerta, ¡solo necesitas clavar los ganchitos!

Una bandeja muy original

No todo tienen que ser puertas grandes, a veces desechamos muebles que tienen puertas más chicas, que también se pueden reutilizar. Por ejemplo, para inventarse una bandeja DIY. ¿Sorprendido con la idea?

¡Cuéntame! ¿en qué transformarías una puerta vieja?

Descubre más ideas como estas en habitissimo

(Visited 126 times, 1 visits today)