Crear un espacio de lectura en la habitación de nuestros hijos, es más fácil de lo que parece.
Con una estantería de Homy de tres alturas, un antiguo colchón de cuna y algunos arreglos… la tenemos lista!

En la estantería colocamos todos los libros, la compramos baja para que todos los libros y cuentos estuvieran a su altura y siempre disponibles. Además, permite que el niño elija su propio cuento a la hora de dormir.
Le dejamos que colocara accesorios a su gusto para que fuera mas personal.

Respecto al lugar de lectura, tenía un colchón de la cuna y no sabía que hacer con él. Le hice una funda con una antigua cortina que tenía sin usar e hice unos cojines. Con estas cosas tan básicas se ha hecho un lugar tranquilo y sencillo para que el niño pueda leer solito.

Podemos usar cualquier cosa que tengamos por casa y pueda servir como banco de lectura, unos cojines viejos con una nueva funda cambiarán por completo. Incluso comprar un asiento de espuma es muy económico. Una funda nórdica (de plumón) vieja, puede funcionar también. El caso es que el niño vea la importancia de la lectura y que, de forma cómoda para él, puede acceder a la misma.

(Visited 107 times, 1 visits today)