Quise darle un toque a mi parrilla y encontré estos ladrillos de enchape colonial, son irregulares por lo que no necesité ser una experta. Los fuí ubicando uno a uno y con separadores los distancié para luego rellenar la cantería con mortero fino. Una idea simple y fácil de hacer.

(Visited 88 times, 1 visits today)