Preparándonos para el calor que se nos avecina les doy esta idea que permitirá refrescar el cuarto con elementos que tenemos en casa. Si bien no es un aparato de aire acondicionado que bajará a placer la temperatura y que cubrirá espacios o distancias grandes, les brindará algún alivio a muy bajo costo.
Sólo necesitamos un recipiente metálico (jarro, cubeta cervecera, bol, etc.), hielo, sal y un ventilador.
Llenamos el recipiente con hielo y sal, la que hará que éstos bajen aún más su temperatura, y le dirijimos el viento del ventilador. Listo.

(Visited 33 times, 1 visits today)