Vivo en la capital de Chile y por estos días….¡hace un calor! Para poder sobrellevarlo de mejor manera y no sufrir las consecuencias de una deshidratación, dejo algunas ideas para hacerse de unos ricos jugos que además de hidratarte, son ricos y…hasta lindos!

(Visited 3 times, 1 visits today)

Paso 1: Primero, lo esencial: H2O

Suena predecible o cliché, pero es que es cierto: el agua es la primera opción a la hora de elegir hidratarse. Es barata y está al alcance de casi todos, y sirve tanto para niños como adultos. No tiene calorías ni azúcar, aunque es mucho mejor si es que es filtrada. En caso que la encuentres aburrida, puedes darle algo de sazón agregándole rodajas de limón o naranja, hojitas de hierbas como albahaca o menta, trocitos de pepino o melón, etc…. Además, hay que reconocer que la jarra o vaso con agua se ve mucho más linda adornada con frutas y hierbas! Y en caso de querer endulzarla, siempre es mejor preferir la miel, la panela o stevia. La idea es evitar el azúcar blanca a toda costa.

Paso 2: Agua de coco...naturalmente de li cio sa!

No siempre se puede, pero es preferible tomar el agua de coco real, natural, o sea, que venga de su “propio envase”, antes que las versiones embotelladas. Es muy rica y muy saludable (baja en colesterol, calorías, grasa y sodio, y rica en cobre, zinc, hierro, fósforo, potasio y fibra, entre muchas más bondades), por lo que procura tener unos cuantos en tu refrigerador para tomarla bien heladita…refrescante al máximo!

Paso 3: Jugos de vegetales...sí, vegetales!

Es una alternativa -aunque cueste creerlo- mejor en términos de hidratación que los jugos de frutas. ¿Por qué? Porque los azúcares naturales que están en las frutas pueden inhibir la hidratación y además, tienden a tener una forma concentrada de azúcar. Prueba haciéndote un jugo de palta, pepino, betarraga, apio… Por cierto, los pepinos contienen un 90% de agua y son una de las verduras más hidratantes. ¡Anímate!