Siempre me han gustado las plantas, por los mismo les daré algunas recetas para poder hacer repelentes orgánicos 100%, que te ayudarán a mantener lejos los insectos y plagas no deseados, respetando al medio ambiente.

(Visited 933 times, 1 visits today)

Paso 1: Spray insecticida de ajo.

Spray insecticida de ajo. El ajo es un potente repelente natural de insectos, capaz de disuadir y ahuyentar a muchos insectos de nuestra huerta. Para preparar nuestro insecticida, tritura en la licuadora una cabeza de ajo con algunos clavos de olor (especia), junto con dos vasos de agua para obtener un compuesto bien homogéneo. Dejar reposar un día para después mezclar en 3 litros de agua. La mezcla obtenida puede ser vaporizada directamente en las hojas de las plantas. La infusión de ajo también es bastante efectiva para combatir el pulgón. Otra opción de receta licúar 2 cabezas de ajo con un poco de agua, dejar reposar durante la noche, Vaciar el líquido en un envase pequeño, sumar media copa de aceite vegetal, una cucharadita de jabón líquido y suficiente agua hasta llenar el envase. Usar un cuarto de agua por cada copa de la mezcla y colocar en el atomizador.

Paso 2: Bicarbonato de Sodio

el bicarbonato de sodio te ayudará a eliminar y a prevenir la aparición de hongos, mismos que no sólo infestan los cultivos del campo, sino que pueden atacar también nuestros pequeños cultivos caseros debido al riego excesivo o a la poca luz solar. Para evitarlos o contrarrestarlos sólo tienes que diluir dos cucharadas de bicarbonato en un litro de agua y rociar con un atomizador las zonas afectadas dos veces al día. Con una semana de este tratamiento debería bastar. Aplica bicarbonato también a la tierra para evitar la reaparición de hongos.

Paso 3: Té de ortiga y Insecticida cítrico

Té de ortiga. Ponte un par de guantes gruesos y recoge un poco de ortiga (500 gr). Ponla en un cubo y cúbrela con 5 litros de agua, déjala reposar durante al menos una semana y tendrás tu nuevo fertilizante líquido 100% orgánico. Insecticida cítrico Hierve 500 ml de agua, mientras tanto, ralla la cáscara de un limón. Cuando el agua hierva retírala del fuego y añádele la cascara del limón. Deja esta infusión remojar unas ocho horas (mejor aún durante la noche). Ahora licúa el líquido para remover la cascara y rocíalo solo a las hojas dañadas, por detrás y delante.

Paso 4: Cilantro y Insecticida de tomate.

Cilantro Para acabar con ácaros el cilantro es un gran remedio. Se debe hervir esta planta con agua durante unos 10 minutos, colar la mezcla y echarlo en el huerto o jardín con la ayuda de un spray. Insecticida de tomate. Las hojas del tomate son ricas en alcaloides, un excelente repelente para pulgones, gusanos y orugas. Llena dos tazas con hojas de tomate picado y agrega agua. Deja reposar al menos una noche y diluye la mezcla en dos vasos de agua. ¡Listo! Puede rociar con spray de tomate las plantas. Mantenlo lejos de animales domésticos porque, puede ser tóxico para ellos.

Paso 5: Huevos triturados

Huevos Las cáscaras de huevo son un ingrediente interesante para nuestro jardín. Tienen un doble beneficio, se pueden utilizar como fertilizante o como repelente, en trozos o triturado. Machacado, rociar el polvo en la base de tus plantas, o en piezas, creando una especie de anillo en la base de la planta: esta barrera puede guardarlas de los caracoles y algunas orugas.

Paso 6: Cebolla

Mezcla 3 cebollas con agua en la licuadora. Puedes poner la mezcla en un frasco con agua y déjalo reposar durante la noche. Cuélalo y estará listo para aplicar en tus plantas. Para tratar las plagas de araña roja, mosca blanca y pulgón.

Paso 7: Macerar tabaco y Insecticida de Pimienta

Macerar tabaco La nicotina presente en las hojas de tabaco puede ser un gran repelente para insectos. Para preparar el macerado de tabaco pon 3 o 4 cigarrillos en medio litro de agua. Deja macerar durante dos días y luego filtra o pasa el líquido por un colador fino. Poner en un vaporizador y ya está listo tu insecticida natural. Insecticida de Pimienta La pimienta es un repelente natural contra plagas. Para preparar el spray, batir en una licuadora a velocidad alta durante 2 minutos, 6 a 10 chiles (cualquier tipo) con dos tazas de agua. Deja la mezcla toda la noche. Al día siguiente, filtra y añade un vaso de agua. Vierta el líquido en el pulverizador.

Paso 8: Té de Jengibre y Lavanda

Té de Jengibre para combatir la tuta o polilla del tomate. Esta polilla hace estragos en nuestras hierbas sobre todo en el tomate, con el té de jengibre vamos a combatir esta plaga que nos agujerea los frutos. Además el jengibre es muy fácil de cultivar en casa. Lavanda La lavanda es una gran solución para repeler hormigas. Se debe hacer un infusión con 300 gramos de hojas de lavanda fresca con 1 litro de agua. Deja enfriar y pulveriza sobre las plantas atacadas.