Aún queda tiempo de mucho calor. Y para pasar las tardes del fin de semana compartiendo con los mayores de la casa, que mejor que largarnos a conversar aperados de un picadillo y sus respectivas cervezas.
Acá te muestro un par de técnicas para mantenerlas bien heladas y con materiales que puedes tener en casa.
Bebe con responsabilidad.

(Visited 81 times, 1 visits today)

Paso 1: Hielo, sal y agua

Esta técnica es para mantener varias cervezas, y consta de un contenedor, agua, sal y hielo. Echa suficiente agua y hielo en el recipiente y agrégale unas 5 cucharadas de sal aproximadamente. Revuelve un par de veces y echa tu cervezas. En 5 minutos ya podrás sentir el cambio de temperatura. Este proceso se llama "endotérmica" y debe a que la sal para poder disolverse necesita calor y lo absorberá de los cuerpos que no estén helados.

Paso 2: Papel mojado

Acá usaremos el congelador. Envuelve completamente la botella o lata con papel absorbente o servilletas. Dale un baño de agua y mételas a la nevera. En muy poco tiempo podrás disfrutar de tu cerveza helada.

Paso 3: Versión personal

En esta oportunidad, usa la misma técnica de la sal, agua y hielo (pica el hielo). Echa esta mezcla a un vaso plástico que pueda contener el envase y listo, tendrás permanentemente una heladera en tus manos.