Este es un juego muy sencillo de hacer, con materiales que se pueden encontrar en prácticamente todas las casas:

– Una bandeja de huevos grande
– Plumones
– Pelotas: de cualquier tipo, saltarinas, de goma, etc. Pero sí tienen que lograr encajar en el hueco donde va cada huevo.

(Visited 150 times, 2 visits today)

Paso 1: Pinta pinta

Comienza pintando cada espacio donde van los huevos con los plumones, con el color que tú quieras. Eso sí, a cada color asígnale cierto puntaje (ejemplo: el color verde valdrá 5 puntos, el rojo 10, el azul 15, etc). Pinta bien cada espacio. Puedes también hacer que algunos espacios –pintados de su respectivo color- sean puntos extra. Por ejemplo, que si caes en X casiller de X color, el puntaje se multiplica por X número, o al contrario, que resten puntos. ¡Tú eliges!

Paso 2: Asigna los puntajes

Para saber qué puntaje corresponde a qué color, dibuja en cada casillero su valor con el número correspondiente.

Paso 3: A jugar!

Ahora comienza lo más divertido: ¡jugar! Lanza la pelota y anota en qué casillero quedó. Puedes establecer de antemano la cantidad de jugadas por jugador, por ejemplo, 10. Cuando lleguen al tope, cuenta los puntos y el que tenga más, ¡ganó!