Hay cientos de formas de decorar para Navidad, pero siempre es bueno elegir una gama de colores para tus celebraciones. ¿Qué tal hacer algo en tonos rojos y dorado? Algo muy colorido y chic. El glitter nunca falla, por eso asegúrate de usar un centro de mesa que resalte, o un elemento decorativo con mucho brillo. Si no tienes loza navideña, ¡no importa! Puedes compensar con servilletas, vasos, bombillas o incluso un ramo de muérdago de verdad, o algo que hayas comprado en tiendas de decoración o manualidades. Poner el nombre de tus invitados en una tarjeta siempre es un lindo detalle y asegurarte que haya suficiente equilibrio de rojo y dorado es todo lo que necesitas para lucirte con tus invitados.

(Visited 40 times, 1 visits today)