Para mis hijos, uno de sus platos de comida favoritos (si es que no el que más les gusta) son los fideos con salsa de tomate.

(Visited 67 times, 1 visits today)

Paso 1: La Pasta

Podrían comer todos los días lo mismo. Pensando en convertir esta experiencia en un alimento un poco más saludable, les comparto esta receta que pillé, que no cambia el sabor, pero agrega mucha fibra a la comida. Lo primero es la elección y cocción de fideos. Lo más importante es buscar una buena pasta. En algunos supermercados incluso venden pastas frescas, que son una excelente opción. Los fideos con salsa boloñesa son una buena oportunidad para usar pasta integral, ya que no será tema el sabor o textura que tengan. Pero por sobre lo anterior, hay que tener en cuenta que los fideos deben estar en su punto. Para saber si la pasta está al dente, basta cortar uno y ver que en su interior quede solo un punto blanco al centro. La importancia de una pasta al dente es que libera los carbohidratos más lentamente, evitando esa sensación de somnolencia que da a veces.

Paso 2: Base o sofrito

Vamos primero con los ingredientes. Para cocinar esta salsa con los niños, que dicho sea de paso es la receta oficial de la pasta boloñesa, hay que tener lo siguiente: Base o sofrito 1.- En una sartén colocamos aceite de oliva y calentamos bien antes de comenzar a cocinar. 2.- Una vez que esté el aceite caliente, incorporamos un poco de tocino, cebolla, ajo, zanahoria picada, calentando de forma pareja para que los distintos ingredientes suelten y mezclen su sabor. 2.- Sobre el sofrito, pondremos 200 gramos de carne de cerdo y 200 gramos de carne de vacuno con sal y pimienta a gusto. 3.- Una vez bien cocinada la carne, pondremos encima zanahoria rallada y apio molido. 4.- Incorporar a la cocción una taza de vino blanco.

Paso 3: La Salsa de tomates

Una vez que esté lista la mezcla principal, toca agregar la salsa de tomates para completar la cocción. Y aquí también reside parte del secreto. 1.- Agrega la salsa de tomates y concentrado o pulpa de tomate (ambas cosas). 2.- Incorpora dos cucharadas soperas de crema (esto es principalmente para mejorar el sabor y acidez de la salsa de tomates). 3.- Incorpora unas 4 hojas de laurel y un poco de tomillo. 4.- Agrega el tomate San Marzano (ese que no es redondo sino ovalado) picado en cubitos pequeños, sin ninguna semilla. 5.- Deja cocer a fuego lento, semi tapado, durante 45 minutos al menos. 6.- Revuelve periódicamente para evitar que la salsa se pegue y queme en el fondo.

Paso 4: Para servir

Con todos los ingredientes listos, finalmente toca servir. Normalmente se ve mucho más bonito dejar una base de pasta y sobre ella servir la salsa, para dejar que cada quien mezcle en el plato, pero si quieres mejorar el sabor, lo que se hace normalmente es servir en una sartén tipo wok la salsa y mezclarla al fuego con los fideos, ya que impregnarán mejor el sabor. Pero ambas opciones son válidas. Finalmente complementa el plato con unas hojas de albahaca, cilantro o perejil para darle un toque artístico al acabado final ¡y a comer! Disfrutarán juntos y en familia un plato increíble, con un excelente sabor y ¡lo más importante! Sano y sabroso. ¡Ah y no olvides el queso parmesano!