¿A quién no le gustan los dulces? Y qué mejor que algo hecho por nuestras propias manos, a nuestra medida y gusto. Los queques son bastante fáciles de cocinar, muy populares y de seguro, super bien recibidos en cualquier situación. Yo les voy a mostrar cómo hacer uno en forma fácil y rápida. Tomen nota! Los ingredientes son:

• 3 huevos
• 2 tazas de azúcar (400 gramos)
• 4 cucharadas soperas de mantequilla
• 4 tazas de harina (560 gramos)
• 1 taza de leche (240 mililitros)
• Ralladura de limón o naranja
• 1 cucharadita de polvo de hornear

(Visited 33 times, 1 visits today)

Paso 1: Bate que bate

Parte por batir el azúcar con la mantequilla. Bátelos bien eso sí! Al final te tiene que quedar una crema suave y blancuzca. Puedes usar una batidora manual si quieres.

Paso 2: Vamos por las yemas

Ahora, separa las yemas de las claras de los huevos. Primero, incorpora las yemas a la mezcla anterior de una en una. O sea, no eches la siguiente yema hasta que la primera se haya integrado por completo en la masa de tu futuro queque.

Paso 3: Merengue! Para comer, no para bailar eso sí.... ;)

Aparte, bate las claras hasta hacerlas merenque. Para que la textura te quede consistente, agrega una pizca de sal y cuando estén listas, añádelas a la masa con movimientos suaves y envolventes,. Puedes añadir también ralladura de limón si quieres. Por cierto, las claras son el secreto para hacer un queque bien esponjoso y suave.

Paso 4: ¡Abran paso a los polvos, la leche y el horno!

Ahora toca añadir la harina tamizada mezclada con el polvo de hornear, alternando con la leche de forma pausada. Ve poniendo estos ingredientes poco a poco mientras continuas batiendo la mezcla. Aquí lo ideal es que no queden grumos en la masa. Por último, engrasa con un poco de mantequilla un molde para horno y vacía toda la mezcla en él. Hornea el queque en el horno precalentado a 180 ºC por 40 minutos. IMPORTANTE: no abras el horno durante el proceso de cocción.

Paso 5: Deja que se enfríe, decora si quieres.... y a comer!

Cuando tu queque esté listo, deja que se enfríe y desmóldalo. Y ya está! Viste que fácil? Puedes hacer un queque o torta decorada con merengue, o ponerle una cobertura de chocolate o de lo que quieras. O simplemente, comértelo así tal cual, porque es igualmente delicioso. Espero les haya gustado la receta, cualquier cosa me cuentan no más!