El invierno está a la vuelta de la esquina y a much@s de nosotr@s nos pasa que nos vienen antojos propios de la fecha. Como por ejemplo, de comerse unos ricos calzones rotos junto a un té o chocolate caliente. En todo caso, ¡no hace falta esperar el frío o la lluvia para prepararlos! Aquí les dejo mi receta, ojalá la disfruten.

(Visited 186 times, 1 visits today)

Paso 1: Mezcla los ingredientes

En un bowl mezcla la harina, los polvos de hornear, el azúcar flor, sal, los huevos y la mantequilla, que debe estar a temperatura ambiente. Amasa todo, si es que está muy seca, agrega agua hasta que esté lisa.

Paso 2: Usrelea y corta

Una vez la masa esté lista, usleréala sobre una mesa que haya sido previamente enharinada. Déjala de unos 3 mm de espesor y córtala en forma de rectángulos. Sobre cada uno de ellos, haz un corte vertical en el centro de unos 3 centímetros. Pasa un extremo del rectángulo por este corte hasta el otro lado, para que te de la típica forma del calzón roto.

Paso 3: Fríe y sirve

Cuando tengas toda la masa lista, sumerge los calzones en un sartén profundo u olla con abundante aceite a temperatura media alta. Fríe los calzones un minuto por un lado, y luego 30 segundos por el otro o hasta que estén levemente dorados o cocidos. Sácalos, escúrrelos y colócalos sobre un papel absorbente. Cuando los vayas a servir, espolvoréalos con azúcar flor.