Faltan algunas semanas, pero este trago es tan rico que bien vale la pena ir probándolo y ensayándolo mientras tanto, asi entonces para cuando llegue la nochebuena, ¡te quede absolutamente delicioso! Además es un clásico chileno, por lo que toda mesa que se precie de ser de este país, debería tenerlo entre sus bebestibles.

Los ingredientes que vas a necesitar son:
1 taza de agua (200 ml)
3 clavos de olor
2 palitos de canela
1 tarro de leche condensada
3 cucharaditas colmadas de café
1 cucharadita de esencia vainilla
1 taza de aguardiente

(Visited 12 times, 1 visits today)

Paso 1: Agua, palos, clavos y leche

En una olla, calienta el agua. Cuando hierva agrega los clavos de olor y los palitos de canela. Déjalos hervir por 1 minuto. Después, saca el clavo de olor y la canela del agua. Agrega la leche condensada en la olla y echa dos tarros de agua medidos desde el mismo envase.

Paso 2: Café, vainilla y aguardiente

Revuelve para mezclar bien y para que tome mayor temperatura. Luego, agrega el café previamente disuelto en una pequeña cantidad de agua, la esencia de vainilla y el aguardiente., mezcla todo bien y retira del fuego.

Paso 3: ¡Salud!

Deja enfriar y sirve bien helado. Puedes agregarle un poco de hielo si gustas.