Creo que nada mata más la estética de un mueble o un espacio, que el enredo de cables que queda detrás! Y como buena maniática que soy, lo solucione de una manera muy simple.

Lo primero fue comprar los materiales:
– Zapatilla,
– Cinta adhesiva doble contacto,
– Amarra Cable,
– Moldura.

Lo importante acá es:
1. definir el lugar donde estará la zapatilla; debe estar en un lugar oculto y ojalá cerca de un lugar donde podamos enrollar los cables;
2. dirigir los cables al lugar donde estará la zapatilla;
3. mantener los cables pegados a la pared;
4. cubrir los cables que van desde la TV a la zapatilla con la moldura;
5. en caso de haber muchos cables, amarrarlos entre ellos con amarra cable.

Es realmente muy simple, fácil y rápido de hacer, y cambia 100% la estética del lugar 🙂

¡Éxito!

(Visited 131 times, 1 visits today)