Hay materiales en nuestras prendas de vestir que debido al calor de la plancha, se le van adhiriendo a la placa, a esto hay que sumar el polvo y algún residuo quemado que haya quedado de alguna tela. Si a la placa base, que es la que frota la prendas, no se le hace mantención, cuando planchemos quedarán manchas desagradables en la ropa. Acá te doy 5 trucos caseros que encontré en el sitio vix.com que te evitarán pasar malos ratos.

(Visited 192 times, 1 visits today)

Paso 1: Sal

Salero botado
Toma un paño seco y esparce en él varias cucharadas de sal de mesa. Enciende la plancha, espera que se caliente y frota hacia adelante y atrás hasta que las marcas de quemaduras desaparezcan. Apaga la plancha, espera que se enfríe y limpia la base con un paño húmedo.

Paso 2: Vinagre

Bowl con vinagre blanco
Calienta un poco de vinagre blanco, sumerge un paño limpio en él y luego pásalo por la base quemada de la plancha. Si aún así las marcas no desaparecen, puedes agregarle 2 o 3 cucharadas de sal o bicarbonato de sodio al vinagre caliente y repetir el proceso. No olvides limpiar la plancha con un trapo seco antes de guardarla.

Paso 3: Detergente de ropa

detergente de ropa
Si tu plancha es antiadherente, entonces tienes la opción de limpiarla con detergente de ropa. Simplemente calienta un poco de agua y agrégale un par de gotas de detergente, sumerge un paño en la mezcla y limpia la plancha.

Paso 4: Lava vajilla

Lava loza
Cuando las marcas también están en las aberturas de la plancha, mezcla un poco de agua con algo de este producto y sumerge un hisopo en ella. Luego, pásalo por las aberturas de tu plancha.

Paso 5: Velas

vela con fósforo
Cualquier vela que tengas en casa te servirá. Simplemente enciende la plancha, espera que tome temperatura y pasa una vela sobre la base. Luego, quita la cera con un trapo limpio.